2012/02/16

Forestar para evitar campos que vuelan (Córdoba-Argentina)


Grupos ambientalistas presentaron propuestas para reducir el impacto de las tormentas de viento, que generan serios riesgos en las rutas.


No se ve nada. Una tormenta de viento y tierra, sobre la ruta 11, entre Monte Maíz y Corral de Bustos, en el sudeste cordobés (Darío Galiano / Archivo).


Crear cortinas forestales sobre los márgenes de las rutas, pero con árboles nativos, es la principal –aunque no única– recomendación que un grupo de entidades de perfil ambientalista presentaron ante el Gobierno provincial, para reducir el impacto de las tormentas de viento y tierra y los riesgos que generan en el tráfico ante la pérdida de visibilidad. (ver Informe en archivo PDF)


La presentación también se hizo ante las delegaciones de Vialidad Nacional y del Inta (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) en Córdoba.


Las tormentas de polvo son recurrentes en Córdoba. La tierra no retenida en suelos cultivables bajo ciertas condiciones climáticas es arrastrada por el viento. Además de varios impactos de tipo ambiental, esos "campos que vuelan" generan serios riesgos para el tráfico.


El informe, con una serie de recomendaciones, fue elaborado por el Foro Ambiental Córdoba, el Núcleo DiverSus de Investigaciones en Diversidad y Sustentabilidad, el Colectivo por el Bosque Nativo y el Grupo Intercuencas Sostenibles.


Plantea que "la solución de fondo al problema de la falta de visibilidad en rutas por polvo en suspensión pasa por la conservación y recuperación de bosques nativos, el fomento de un manejo adecuado de los suelos y la implantación de barreras forestales protectoras en los establecimientos agrícolas".


Para la implantación de barreras forestales, el informe ofrece una tabla exhaustiva de las especies más adecuadas para diferentes áreas. Destaca la importancia de implantar especies predominantemente nativas, combinando arbóreas con arbustivas y herbáceas. Entre los beneficios ambientales adicionales a la amortiguación del viento y arrastre de partículas, citan los de favorecer la biodiversidad. Las especies nativas son más resistentes al clima y consumen menos agua.


Otras recomendaciones son que la Provincia, el Inta y las entidades del agro fomenten un manejo adecuado de suelos rurales, la siembra de pasturas perennes y los cultivos de invierno para disminuir la erosión eólica. Sugieren además la elaboración de un mapa de riesgo para determinar los puntos más sensibles a estos fenómenos y su incidencia en las rutas, para que tengan máxima prioridad de forestación.

Otro punto que proponen es "la puesta en funcionamiento de un radar Doppler de uso meteorológico" y el desarrollo de "un protocolo de emergencias médicas ante accidentes de tránsito con muchas víctimas", con participación de municipios, Policía, Defensa Civil, Bomberos, Vialidad y el Servicio Meteorológico Nacional.


Accidentes fatales


Rutas sin visibilidad. Hubo numerosos accidentes en varias rutas de Córdoba en los últimos años por causa de las tormentas de tierra. Los más graves ocurrieron sobre la autopista a Rosario: el 23 de octubre de 2009 en una colisión de 15 vehículos a la altura de Toledo fallecieron tres personas, y el 29 de octubre de 2010 fueron nueve los muertos y 12 los heridos en un choque múltiple registrado entre Pilar y Laguna Larga. Ambos generaron polémicas y causas judiciales.


Fuente:  http://www.lavoz.com.ar/cordoba/forestar-para-evitar-campos-que-vuelan 

El 87% del Bosque Nativo de Córdoba (Argentina) fué talado en menos de 100 años.
¿Para qué Forestar? ¿Cuáles son los beneficios?
http://www.forestarparaganar.blogspot.com
 
Publicar un comentario