2009/12/13

Cortinas Rompevientos: la Casuarina Glauca

Entre las especies adecuadas a cortinas interiores, sobresalen claramente las CASUARINAS, estas se adaptan casi perfectamente a las condiciones que debe tener la cortina ideal: Muy buena Tasa de Crecimiento, Hojas Perennes y Rusticidad son sus características.



Se planta en hileras simples a 1-1,2 metros de distancia, y bien podadas desde las etapas juveniles, forman una barrera optima. Se desarrolla bien en suelos sueltos y bien drenados, aunque tienen una gran tolerancia a anegamientos temporarios. Es algo sensible a fuertes heladas, por lo tanto se recomienda plantarla una vez pasadas el peligro de heladas tardías. En suelos pesados es conveniente plantar Casuarina glauca.

Para el logro de una buena cortina es importante atenderla considerablemente los primeros 2 a 3 años. También debe ser conducida de manera apropiada en su etapa adulta para lograr la permeabilidad deseada.

Control de Malezas.  En las plantaciones jóvenes es esencial el control de malezas. El objetivo es asegurar el rápido establecimiento y por lo tanto el logro de una cortina pareja. Varios métodos se utilizan para tal fin y los herbicidas constituyen uno de los medios más utilizados, pudiendo emplearse tanto los de contacto como residuales. Los herbicidas y sus dosis difieren según la variedad de la plantación, su edad, condiciones climáticas y tipo de suelo, entre otros.

El mulching no es tan utilizado en nuestro país, sin embargo es un método económico y seguro para garantizar el establecimiento en excelentes condiciones. El más común de ellos es el polietileno negro con estacas de sauce o álamo. Probablemente el mejor método sea el cultivo manual alrededor de la planta, que además facilita la aireación del sistema radicular, este método es difícil de aplicar a gran escala; debe tenerse cuidado de no lastimar el tallo de la planta, ya que puede ser vehículo de entrada de enfermedades.

Riego.  El riego en los dos o tres primeros años es una medida fundamental que debería tomarse. Prácticamente todas las especies responden a la irrigación. Las cantidades y frecuencias dependen de muchos parámetros, algunos de ellos relacionados con la planta, y otros con el suelo y clima donde esta ubicada la cortina. Aunque no esta muy difundida, la fertilización es conveniente.

Conducción y Poda.  Otros aspectos a tener en cuenta son la conducción y la poda, la primera se inicia a edad temprana en casi todas las especies y consiste en asegurar la dominancia apical de la planta. Se logra dejando solo un líder que lleve la planta hacia arriba y asegurando que no se pierda.

Todas las especies citadas en este articulo y en el anterior sobre cortinas, necesitan poda lateral si se quiere asegurar la permeabilidad deseada y evitar que la planta se descubra en la parte basal. Sauces y álamos requieren una o dos podas anuales. Otras, debido a su menor crecimiento, deben ser podadas cada dos años (como casuarinas). En las especies de hoja perenne es muy importante hacer la poda en otoño de manera que las heladas de invierno no afecten al follaje.

Poda de raíces.  De la misma manera que se subrayo el enorme efecto benéfico de las cortinas, hay que señalar la competencia de los mismos sobre el cultivo que protege, para atenuarla, se debe proceder a podar las raíces. Esto cobra gran importancia cuando la cortina esta integrada por álamos, eucaliptos o sauce, que cuentan con un sistema radicular desarrollado y someten al cultivo en una gran competencia. En condiciones favorables, las raíces de estos árboles se pueden encontrar a 10 metros de la cortina a los 3-4 años de plantados.

Esto se logra, por ejemplo, mediante el pasado a intervalos regulares de un subsolador a una distancia de unos 1,5-2 metros de la cortina y a unos 60 cm de profundidad.

Cuando se diseña la plantación frutal se debe considerar necesariamente el empleo de cortinas forestales. El costo adicional que genera se ve ampliamente compensado en la producción del cultivo que protege.

Hileras.  Se enfatiza además que el diseño de hileras simples en contra de hileras múltiples, de una adecuada elección de la especie a plantar, del cuidado de los primeros años, y sobre todo el manejo de la etapa adulta, permitirá lograr la permeabilidad necesaria, la cobertura deseada y además evitar la competencia del cultivo.

Fuente: Manual del eucalipto (INTA Concordia) www.inta.gov.ar/concordia/ desde http://www.agrobit.com/
Publicar un comentario