2011/03/19

2011: Año Internacional de los Bosques (una reflexion para la provincia de Entre Ríos-Argentina)

 
Ing. Agr. José Casermeiro - Profesor Titular Cátedra Producción Agrosilvopastoril


La Organización de las Naciones Unidas declaró el año 2011 como el Año Internacional de los Bosques y la Asamblea General inauguró el día 2 de febrero oficialmente este ciclo.

Un bosque es un ecosistema natural complejo, dominado por especies arbóreas nativas acompañado de pastizales naturales permanentes y de calidad, fauna, microflora, meso y microfauna edáfica. Todos estos elementos interactúan y son sustentables en el tiempo sin la participación del hombre. El hombre puede mantener su sustentabilidad o destruirlos.

El logotipo del Año Internacional de los Bosques (Bosques 2011) tiene por finalidad ilustrar el lema "Los bosques, para las personas" y ensalzar el papel fundamental que cumplen las personas en la ordenación sostenible, la conservación y la utilización de los bosques de nuestro mundo. Los elementos iconográficos del dibujo representan algunos de los numerosos valores de los bosques y la necesidad de cambiar totalmente de perspectiva: los bosques proporcionan vivienda a las personas y un hábitat para la diversidad biológica, son fuente de alimentos, medicamentos, agua potable y desempeñan una función vital de estabilización del clima y el medio ambiente mundiales. La unión de todos esos elementos refuerza la idea de que los bosques son vitales para la supervivencia y el bienestar de las personas de todo el mundo, que somos 7.000 millones.

El presidente de ese órgano de la ONU, Joseph Deiss, destacó la importancia de las áreas forestales para la subsistencia humana. "Centenares de millones de personas, fundamentalmente en los países en desarrollo, dependen de los bosques para su vida cotidiana… son el pulmón del planeta; sin embargo, cada minuto que pasa desaparecen unas 25 hectáreas de floresta", dijo Deiss.

ORIGEN. Cuando hablamos del pasado del bosque nativo es necesario recordar los miles de millones de años que fueron necesarios para la formación de nuestro planeta y para que en el hubiera vida; es decir, la historia de los bosques esta íntimamente relacionada a su origen y al ser humano.

Esto llega a conjugarse en numerosos ecosistemas altamente complejos y diversos, que aunque pareciera que son independientes dependen en mayor o menor grado unos de otros. Todos los ecosistemas del mundo están unidos directa o indirectamente entre sí.
El ecosistema bosque presenta una biodiversidad muy enriquecida que en su conjunto aportan funciones y servicios. Se observa que los ambientes naturales han sido prácticamente devastados, en muchos casos aplicando una explotación minera de los mismos, destruyendo su capacidad de regulación ambiental y volviéndolo al principio de la sucesión.

Los bosques del mundo permiten el funcionamiento equilibrado de toda la biosfera y aportan a la existencia misma del mundo animal y humano. Sin la existencia de éste, el mundo se paraliza y resquebraja generando un aumento desmedido de contaminación y calentamiento global. La vida tanto vegetal como humana no podría resistir estos umbrales de tolerancia y muere.

SIN CONTROLES. Los bosques nos ofrecen material básico para una buena vida, salud, seguridad, buenas relaciones sociales, libertad de elección y actuación que en definitiva brinda bienestar al hombre y su familia.

Como se observa los bosques son mucho más que ganadería y madera.

Históricamente esta región basó su riqueza en la producción de carne y cueros que generosamente brindaron los bosques y pastizales y la fauna. Ejércitos enteros fueron armados en base a la riqueza ganadera y muchas poblaciones se desarrollaron con la industria de la carne. Hoy se extraen los bosques y los pastizales para reemplazarlo por cultivos en suelos no aptos para la misma y se expulsa a la ganadería a las peores zonas. Esta ha sido hasta el día de hoy una política totalmente equivocada con un Estado que no alcanza a ponerle el cascabel al gato porque cada uno se cree el dueño absoluto de la tierra sin importarle el vecino y el ambiente en el cual se desarrolla su actividad. Es necesario adaptarse a los bosques, a la naturaleza, realizando la actividad agrícola en áreas aptas para ello.

La destrucción de los bosques originó el avance de la contaminación de suelos y agua debido a la falta de respeto a las normas de aplicación de agroquímicos utilizados en agricultura , a los residuos de la actividad de engordes a corral y/o lecheros, realizados sin seguridad ambiental, reciclado de la basura, etc. Los altos índices de contaminación hídrica son ya una realidad por la disposición sin tratamiento de residuos líquidos o sólidos.

Está demostrada también la importancia que tienen los pastizales de los bosques en la producción y la industria lechera, una actividad más rentable que los cultivos y que beneficia y ocupa más mano de obra que la actividad agrícola. No expulsando a sus habitantes.

Los bosques nativos entrerrianos son una garantía de aire puro y de agua limpia y fresca elementos esenciales para la vida: ¿vale la pena destruirlos? Pensemos en convivir con ellos que será mucho más sustentable ambiental, social y económicamente.  No olvidemos que en el bosque habitan muchos entrerrianos que tienen sus actividades basadas en la utilización del mismo y de sus praderas naturales que le permiten mantener a sus familias.

Este año en la ciudad de Villaguay se realizará la Segunda Jornada Nacional de Protección y Manejo Sustentable del Bosque Nativo continuación de la realizada en la ciudad de La Paz en el año 2006.

Este es el Año Internacional de los Bosques los entrerrianos les debemos mucho difundamos la importancia de los mismos y su preservación.

Fuente: El Diario Online de Paraná.  19 de Marzo de 2011.  Ver fuente: http://www.eldiariodeparana.com.ar/textocomp.asp?id=214161
Publicar un comentario