2011/10/16

Fomentan plantaciones para aumentar la boscosidad en Holguín (Cuba)


Zona de gran boscosidad. Foto: Amauris Betancourt.En lo que va de 2011, los trabajadores forestales de la provincia de Holguín han plantado con árboles más de mil 600 hectáreas, como parte de las acciones que comprende el programa de reforestación en este territorio. 

El fomento de plantaciones de pino cubensis y casuarina es una de las prioridades del sector forestal, unido a la atención silvicultural que se traduce en producción de posturas, siembra de cobertura herbácea y de semillas. 

Según Jorge Gutiérrez, jefe del Servicio Estatal Forestal en esta provincia cubana, el índice de boscosidad hoy es de 34, 66 %, por encima de la media nacional, sin embargo, el objetivo es llegar al 39% en el 2015. 

Para lograr tales propósitos se regeneran áreas afectadas por la minería a cielo abierto, sobre todo en la meseta de Pinares de Mayarí y en el municipio de Moa, enclave niquelífero de mayor importancia en el país.

Asimismo, un polígono experimental en 127 hectáreas de la cooperativa de producción agropecuaria René Ávila, en el municipio de Holguín, prueba que es posible detener el proceso erosivo de los suelos. 

La adecuación del sistema de rotación de los cultivos, en curvas inusuales para la tracción animal; la reforestación de colinas degradadas; el encauzamiento de corrientes de agua superficiales y la implementación de técnicas agroecológicas, biofertilizantes y barreras de piedras, son algunas de las medidas que favorecen el manejo de la tierra como parte de esta experiencia singular que posee un alto componente científico-técnico. 

El jefe del Servicio Estatal Forestal en Holguín, señaló además que actualmente se les brinda especial atención a las 18 cuencas hidrográficas del territorio, en especial a las de los ríos Sagua, Mayarí y Cauto, en cuyas fajas se fomentan plantaciones de frutales para preservar y proteger los cuerpos de agua. 

Un duro golpe a la cobertura vegetal devinieron los incendios forestales que meses atrás afectaron cientos de hectáreas en los municipios de Mayarí y Moa. En las zonas afectadas se han acometido múltiples medidas, entre ellas la rehabilitación mediante el fomento de plantaciones, la reposición de fallas y la siembra de posturas, al tiempo que se potencia la regeneración natural, a partir de las semillas de los propios árboles del lugar, que permiten restablecer el equilibrio ecológico en estas áreas, con un notable nivel de endemismo y diversidad florística.

En el holguinero Valle de Mayabe, la implementación de viveros tecnificados incide positivamente en el mejoramiento genético de las especies frutales. La aplicación de materia orgánica como abono, la limpieza de suelos y la poda, también forman parte del tratamiento técnico de las áreas plantadas, de cuya preservación dependerá el crecimiento del patrimonio forestal holguinero, que hoy supera las 370 mil hectáreas. 

Publicar un comentario