2011/10/18

Córdoba exigió a Santiago del Estero que no realice nuevos canales en el río Salí-Dulce (Argentina)


Pidieron a la provincia vecina que no saque agua para evitar que siga deteriorándose el ecosistema de la Laguna de Mar Chiquita, que es un sitio de importancia internacional.

MIRAMAR - Especialistas de la Dirección de Recursos Naturales de Córdoba exigieron a la Provincia de Santiago del Estero que no realice nuevas canalizaciones del río Dulce para evitar que se produzca un impacto ambiental negativo e irreparable en los bañados circundantes y en la propia laguna de Mar Chiquita.

La discusión por el agua del sistema Río Salí-Dulce sigue siendo un problema en el tiempo.


En el marco de la reunión del Comité Intejurisdiccional de la Cuenca del Río Salí-Dulce a la que asistieron representantes de las provincias de Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero y Córdoba y de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación los técnicos cordobeses recordaron que "uno de los objetivos fundamentales del organismo interprovincial es minimizar la extracción de agua para poder conservar los caudales ambientales necesarios para la formación de bañados y que no continúe bajando la laguna de Mar Chiquita que conforman una reserva natural provincial y un Sitio Ramsar de importancia internacional".


En este contexto, el titular de la Secretaría de Ambiente de Córdoba, Raúl Costa, pidió a su par de Santiago del Estero que "informe sobre los diques, canalizaciones y derivaciones realizadas, proyectadas y actualmente activas con el fin de proponer un cese a la extracción del recurso, hasta contar con la información sobre el cupo de agua correspondiente a nuestra provincia".


Durante el encuentro del Comité de Cuenca se acordó la realización de un vuelo sobre el recorrido del río Salí-Dulce desde Santiago del Estero hasta su desembocadura en Córdoba para identificar las canalizaciones efectuadas por la provincia vecina.
Debe recordarse en este contexto que desde hace dos años la Universidad Nacional de Córdoba realiza en el ingreso a Córdoba del río Salí-Dulce, a la altura de Paso de la Cina, las mediciones de la cantidad y calidad de agua que llega desde Santiago del Estero. De acuerdo al convenio vigente desde 1967, que nuestra provincia pretende revisar, a Córdoba sólo le corresponde al 22% el caudal total del sistema hídrico.


El tratamiento de los residuos de la zafra de la caña de azúcar en Tucumán para disminuir los niveles de contaminación del dique de río Hondo también fue otro tema crucial discutido en la reunión del Comité de Cuenca. Se habló en este sentido sobre la alternativa de aplicar diferentes tecnologías con el fin de reducir los niveles de impacto.


La Secretaría de Ambiente de Córdoba propuso en este marco realizar una serie de proyectos que deberían ser financiados por la Nación como la reformulación de un modelo esquemático de uso y conservación de los componentes ambientales presentes en los Bañados del Río Dulce, la creación de un sistema de Información Geográfico de los diferentes subsistemas de la cuenca y la construcción, equipamiento y puesta en marcha de la estación Hidro-Biológica Bañados del Río Dulce.


En este marco, Córdoba promovió una mirada más integral sobre el manejo y gestión de la cuenca y realizó una propuesta de zonificación de la misma, pidiendo que todas las intervenciones que se realicen sobre el río Dulce (trasvasamiento de cuenca, canales de riego o derivadores) se traten previamente en el Comité Interjurisdiccional.


Fuente: La Mañana de Córdoba.  18 de Octubre de 2011.  Ver fuente:

http://www.lmcordoba.com.ar/nota.php?ni=72240

Publicar un comentario