2011/05/30

Que no sea un canje por la ley de bosques




Cualquier plan de forestación en una provincia que lleva décadas perdiendo árboles merece la bienvenida. Fernando Colautti



Cualquier plan de forestación en una provincia que lleva décadas perdiendo árboles merece la bienvenida.
La norma que ahora debate la Legislatura cordobesa aparece a meses de haberse sancionado la nueva Ley de Bosques Nativos de la Provincia.
En ese marco, este plan de 17 millones de árboles será un aporte en tanto y en cuanto otros millones no desaparezcan en virtud de aquella ley que decidió privilegiar para Córdoba un perfil más productivo que ambiental. Si no, será apenas un canje.
Nadie podrá negar la utilidad de que cada propiedad rural tenga más árboles. O que las banquinas sean masivamente forestadas.
Hoy, en la geografía de la llanura cordobesa la erosión pasa factura y las arboledas parecen una postal del pasado, arrasado.
Pero, entre todos los roles que cumple la forestación, para Córdoba hay uno vital: contribuir al aporte de más agua, en una provincia amenazada por crisis hídricas.
Y en las sierras, donde nacen las cuencas de vertientes, arroyos y ríos, se marca la diferencia de “producción” de agua, entre zonas con o sin cubierta vegetal autóctona.
Cualquier intento serio e integral para hacer un mejoramiento ambiental que evite que de las sierras baje cada vez menos agua incluiría un plan contundente de medidas para proteger de verdad las áreas de reservas hídricas, para sostener la vegetación nativa que queda y acrecentarla. Ese criterio de preservación es un asunto pendiente, que va más allá de lo que aporta este plan.
Otro punto: reconociendo el propósito de la nueva ley, un dilema será hacerla cumplir para que en cinco años esos 17 millones de árboles estén a la vista. Para que no sea una más de tantas leyes no respetadas, será necesario un fuerte dispositivo de control, por parte de un Estado que, en muchos rubros, no muestra capacidad operativa para ejercerlo.

Fuente: Diario La Voz del Interior.  29 de Mayo de 2011.  Ver fuente: http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/ambiente/que-no-sea-canje-ley-bosques
Publicar un comentario