2011/05/11

Conflicto por las tierras, la vida y el ambiente en Jujuy


S. S. de Jujuy - Por Martín Molina (ACTA). La resistencia al modelo de producción vigente ha sido dirigido a impedir desmontes, respetar la presencia de los pueblos y denunciar la contaminación que provocan los intereses voraces de los capitalistas locales. Frente a los recursos naturales y un modelo de producción que los destruye, ha sido decisiva la intervención de la CTA Jujuy desde los años 2001-2002.

Un camino de lucha que ha desnudado las pretensiones de los grupos de poder. Pretensiones que han puesto la mira en las Yungas, especialmente en la parte baja o plana, por parte de quienes con su capacidad de influencia para usar el Estado a su favor han visto la oportunidad de ir por más. Por más extensiones de tierras para cultivar, por más tala de árboles, por más saqueo de los recursos naturales, por más perjuicios a las comunidades y territorios. Para ellos, por más ganancias y riquezas apropiadas.

Desmontes, desalojos compulsivos a las comunidades de su territorio y contaminación de los recursos agua y suelo van a la par de un modo de producción que busca la renta cortoplacista y la acumulación de ganancias en el mediano plazo. Así tenemos los casos del desmonte en Palma Sola, la extracción de petróleo en el Parque Nacional Calilegua y la pelea para frenar el desmonte que quiere llevar a cabo la empresa Ledesma en Yuto Sauzalito.

El interés de empresarios-políticos ha generado en Jujuy el aprovechamiento para unos pocos del modelo productivo vigente, que concentro riquezas y con su peso político impide la distribución de las mismas. Nos quisieron vencer culturalmente haciéndonos creer que éramos clientes y no usuarios, consumidores y no sujetos de derechos, pero la Central salió a dar la pelea política por el derecho a la vida, es decir interviniendo decididamente en el ámbito político porque son las alianzas políticas entre empresarios y Gobierno los que permiten el modelo actual de explotación de nuestros recursos naturales.

Este modelo de producción es el que en Jujuy favoreció a la concentración económica en la agroindustria, concentración que tiene nombre propio: Ledesma.

En la región de mayor biodiversidad de la provincia de Jujuy y del país, denominada Yungas, Ledesma ha desarrollado explotado los beneficios de la tierra y el ambiente.

Un modelo que necesita tener peso político para favorecerse.

Un modelo que necesita de un estado permisivo y débil frente a lo que manda hacer el mercado.

Un modelo que durante décadas naturalizó la alianza política empresarial.

Al frente de esta pelea ha estado y lo sigue haciendo la CTA Jujuy.

Triunfo del pueblo y la CTA

Uno de los ambientes con mayor diversidad animal y vegetal estuvo amenazado por la ambición de la empresa Ledesma. Se trata de la zona de Yungas conocida como Yuto-Sauzalito, región pretendida por la empresa para extender sus agronegocios sin importarle las variadas especies de animales, la flora y las reservas de agua que corren peligro ante los intentos de desmontes.

Peor aún, si hubiera avanzado el desmonte y quedaba desvastada la zona Sauzalito, estaríamos perdiendo el corredor verde que hoy conecta las yungas del Noroeste con las del sureste. Yuto Sauzlito es un corredor yungueño que une las Serranías de Calilegua y Santa Bárbara.

En las dos oportunidades la Central Jujeña estuvo atenta e intervino impidiendo los desmontes de esta zona estratégica que junto a la selva misionera representa la zona con mayor biodiversidad del país.

En el año 2002 la empresa Ledesma consiguió la autorización de la Dirección de Recursos Naturales de la provincia para desmontar un predio de 1400 hectáreas de Yuto Sauzalito (distante a 150 Km. de San Salvador de Jujuy). Fue urgente la intervención de la CTA Jujuy y la organización ambientalista Greenpeace realizando acciones de protesta y de difusión sobre la gravedad del problema, ya que las consecuencias del desmonte implica una agresión ambiental irreversible.

Las consecuencias serían beneficios empresariales y daños ambientales y sociales.

La CTA Jujuy convocó a movilizaciones, conferencias de prensa, planteó el problema ante el Gobierno provincial, hubieron 2 mesas de concertación (en Jujuy y en Buenos Aires) y campañas de de difusión (por mails, cartas, etc.) llamando a boicotear a los productos Ledesma.

Logramos que la empresa Ledesma decida "no avanzar" con el proyecto Sauzalito hasta dentro de 18 o 24 meses cuando pretendía hacer un estudio de la zona y buscar otras alternativas.

Pasado ese lapso, en el año 2006 Ledesma volvió a presionar. Esta vez la Fundación Proyungas funcionó de cómplice elaborándole a la empresa Ledesma un Plan de Ordenamiento Territorial y un estudio de impacto ambiental con los cuales daban por sentado el desmonte del mismo lugar Yuto-Sauzalito. En este segundo intento le cambiaron el nombre a su proyecto "conformación de una reserva privada de 1802 hectárea, la preservación de corredores y cortinas forestales…"para no decir que se trataba del desmonte de la misma zona de Sauzalito.

Convocaron a audiencia pública en el Pueblo de El Talar, a casi 200 Km. de San Salvador de Jujuy y con muchos inconvenientes para acceder a la información sobre el tema y de acceso a El Talar. CTA Jujuy y la organización PROCUNSUMER (de defensa del consumidor) cuestionaron el procedimiento y presentamos recursos de amparo dando cuenta de la imposibilidad para llegar hasta el lugar de la audiencia, los altos costos que implicaba el viaje, la estadía y hasta para acceder a la información pertinente, la confusiones de fechas, etc.

Las denuncias, acciones judiciales y la lucha de compañeros y compañeras hizo una vez más frenar los intereses empresariales. El 26 de Julio, cuando estábamos en la Marcha del Apagón del Departamento Ledesma, llegaba la noticia desde Buenos Aires anunciando que el Ingenio Ledesma abandonaba el proyecto de desmonte en Sauzalito. Un triunfo más de la Central junto a organismos técnicos.

Desde la CTA nos encargamos de recordar el paupérrimo papel de Estado provincial y algunos de sus funcionarios, trabajando al servicio de la empresa y seguimos atentos para que el poder no destruya el medio ambiente en nuestra provincia.

Frenando las topadoras

La intensificación de la tala indiscriminada en Palma Sola, ubicada al este de la provincia de Jujuy, viene ocurriendo desde hace 3 años atrás, cuando empresarios, políticos grandes capitales vieron la oportunidad de plantar soja, poroto y caña.

La brutal ambición de estos sujetos inescrupulosos está produciendo una transformación en la geografía de Palma Sola. El ambiente va quedando dañado. Arrasaron con el bosque nativo, dejaron las tierras desprovistas de vegetación, las aves fueron emigrando en busca de resguardo.

Metieron máquinas y topadoras para avanzar sobre tierras que durante generaciones y generaciones fueron la alimentación de campesinos, comunidades indígenas y habitantes de la zona. Agroquímicos, venenos que usan para la soja, el uso de transgénicos y demás productos tienen un alto impacto en la salud de los campesinos y en los recursos naturales.

Acorralaron a las comunidades, le quitaron superficie de pastoreo al ganado, sin importarles que la agricultura y la cría de ganado sea de tipo familiar y para el consumo de los mismos pobladores. Para hacer esto los "empresarios-depredadores" cuentan con la mano que les dan algunos funcionarios provinciales. Las autorizaciones suman en total más de 13.000 hectáreas a ser desmontadas. Entre los "beneficiarios" están el senador del PJ Guillermo Jenefes, René Macedo (hermano del Embajador de Argentina en Bolivia Horacio Macedo) y por allí también asoman los intereses de la empresa Ledesma.

Las facilidades y autorizaciones que permiten los desmontes encuentran su respaldo en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que supuestamente tiene como objetivo asegurar la conservación de los recursos naturales. Sin embrago desde la CTA cuestionamos el procedimiento irregular con el que se aprobó el POT.

Palma Sola se encuentra ubicada al este de la provincia de Jujuy, en el Departamento Santa Bárbara, es uno de los últimos paisajes de biodiversidad que le quedan a la Argentina y la zona adquiere gran valor porque es parte de un corredor ecológico que une la selva de yungas con los últimos reservorios naturales de monte que quedan en la provincia de Salta al sureste. Es una zona de transición entre selva y monte chaqueño que cumple la función de protección de cuencas hídricas que desde sus innumerables arroyos y ríos vuelcan sus aguas hacia el sistema de la cuenca del Plata desde el río San Francisco y Bermejo.

Por su biodiversidad se podían encontrar inmensos cebiles, pacaraes, quebracho colorado, laureles, pinos del cerro y altísimos pastizales de montaña , así como los últimos ejemplares de antas, pecaríes, corzuelas, coatíes, mayuatos, yaguaretés, pumas y más de 280 especies de aves como el cóndor, el loro alisero, el guacamayo y las pavas del monte.

Amparos por desmontes en Palma Sola

Se han presentado dos amparos en el curso del año 2010, donde se solicita que se frene con el avance del desmonte y se aplique la ley de bosques.

El primer amparo ambiental lo presentaron familias campesinas pertenecientes a la Organización Campesina Agro-ganadera (OCA) en marzo de 2010, y nace a partir de un conflicto territorial por el avance del desmonte en la zona del Paraje Santa Fe a 7 km de Palma Sola llevado adelante por la empresa CRAM S.A con el propósito de utilizar esa tierra para sembrar monocultivo de soja y poroto. En el marco de este amparo se dictó una medida cautelar a favor de las familias campesinas que prohíbe continuar con el desmonte en la zona de conflicto y regula las fumigaciones con agrotóxicos.

El segundo amparo fue presentado en diciembre de 2010 por quince habitantes de la localidad de Palma Sola, cinco comunidades indígenas pertenecientes al Pueblo Guaraní y la Central de Trabajadores de la Argentina.

Este segundo amparo exige que se declare la nulidad de las autorizaciones de desmontes emitidas por la Dirección Provincial de Políticas Ambientales y Recursos Naturales, para el Departamento de Santa Bárbara. Asimismo, busca que se declare la inconstitucionalidad del decreto que aprueba el Plan de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo, ya que no se cumplió con el proceso de participación popular previo al armado de dicho Plan, violándose también el derecho de los Pueblos Indígenas al Consentimiento Previo Libre e Informado.

Este amparo se admitió formalmente, pero aún no se ha resuelto la medida cautelar ni se ha dado curso al proceso principal. Además de ser demandado el gobierno provincial, se prevé que ingresen al proceso como terceros interesados más de cuarenta personas que fueron autorizadas a desmontar (entre las que se encuentran el Ingenio Ledesma y el senador nacional Guillermo Jenefes).

Los magnates del agronegocio

CRAM S.A: En un comunicado de prensa, las familias de Palma Sola, damnificadas por el desmonte informaron que CRAM S.A. es una empresa sojera, su Presidente es René Macedo, pariente directo del Embajador Argentino en Bolivia, Horacio Antonio Macedo y de Horacio Macedo (hijo) funcionario del gobierno provincial jujeño. Los Macedo padre e hijo a su vez son apoderados de la empresa.

Esta empresa ha desmontado casi 2.000 has y continúan, ya han sembrado soja en 2007 y 2008. También expresaron: "Hacemos notar que la empresa CRAM S.A. para realizar estos desmontes tuvo que acceder a un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por la suma de $ 3.000.000, para la compra de inmueble rural para desmonte y explotación. Los Macedo, también poseen campos de soja en las provincias de Chaco y Santiago del Estero. Para quedarse con esas tierras violentaron y desalojaron familias campesinas que terminaron como obreros en el cinturón industrial bonaerense".

Ledesma. Como Ingenio Ledesma, lleva 103 años en el negocio del azúcar mediante la producción de caña. En su misma pagina web el historial de la empresa destaca que de sus orígenes ha influido sobremanera en la economía y el poder político de la provincia de Jujuy. Textualmente dice: "El Ingenio Ledesma constituía la mayor fuente de riqueza y consiguientemente de poder político del norte argentino. En 1900, aún cuando sus ingresos habían disminuido, la producción significaba el 83 % del presupuesto de la provincia de Jujuy y el 60% del de la provincia de Salta". En 1923 montan la planta de celulosa y papel, en 1970, Carlos Pedro Blaquier asumió la presidencia de la empresa, la que ejerce hasta el presente.

Durante su presidencia, que abarca el periodo de la más sangrienta dictadura militar 1976-1983, el grupo económico extiende sus negocios de manera exponencial: se incorporaron la fábrica de jugos concentrados, la planta de molienda húmeda de maíz, el negocio de gas y petróleo, la planta de cuadernos y repuestos escolares y comerciales, y la producción agropecuaria en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos. No olvidemos que existen denuncias y debe investigarse la participación y colaboración de Ledesma con los militares y fuerzas de seguridad en el secuestro y desaparición de personas en la última dictadura. Si sólo nos referimos a la superficie utilizada por Ledesma para caña de azúcar, observamos que en los últimos años ha ido en aumento. En 2004 tenía plantadas 32.600 hectáreas de caña, en 2008 llegaba a 36.700 ha. y en 2010 ya se aproxima a las 40.000 hectáreas, según datos del organismo de estadísticas de la provincia y de la página web de la empresa.

Guillermo Jenefes. Es Senador por Jujuy, se ubica en el tercer lugar del ranking de los senadores más adinerados del país. Presidente del multimedio Radiovisión Jujuy S.A, que tiene el único canal de TV de aire de la provincia, dos radios (AM y FM) y un portal de noticias. Jenefes es vicepresidente de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado. Jenefes, (del FPV) declaró un patrimonio de $ 22.066.797. La porción más valiosa de su fortuna, según su propia declaración, son las acciones que posee en Radio Visión Jujuy SA, por $ 14.918.858.

Consignó, además, 17 propiedades en Jujuy, Salta y la ciudad de Buenos Aires, por casi $ 3.700.000. La CTA jujeña rechazó e hizo presentaciones para impedir que Sergio Marcelo Jenefes, hermano de Guillermo, sea nombrado como Juez del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Jujuy por su pasado como funcionario del Gobierno militar de 1976. Aún así los poderes del Estado y sus funcionarios miraron para otro lado y le dieron vía libre para que esté en ese cargo desde hace unos 2 años.

(Fuent: Argnpress)

Fuente: La Hora de Jujuy. 07 de Mayo de 2011. Ver fuente: http://www.lahoradejujuy.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=29345:conflictos-por-las-tierras-el-ambiente-y-la-vida-en-jujuy&catid=90:politica&Itemid=279

Publicar un comentario