2011/04/12

Más de 4 mil hectáreas de bosque nativo se perdieron para siempre (Paraguay)


Ayer, Survival Internacional alertó desde Londres sobre la deforestación realizada en el Chaco por empresas brasileras. En el vuelo de regreso desde Bahía Negra, lo vimos con nuestros propios ojos. Jorge Zárate y Pánfilo Leguizamón. Enviados Especiales.

La Ong Survival International denunció ayer desde su sede en Londres, la destrucción de 4.000 hectáreas de bosque en el Chaco paraguayo, documentándose con imágenes satelitales que ofreció como prueba. "Los ganaderos, como los totobiegosode, no pueden ocultar nada. Las imágenes obtenidas mediante satélite hacen imposible que pase inadvertida la enorme deforestación, y las autoridades deben actuar preventivamente, no después de la destrucción" , dijo Stephen Corry, director de Survival.

La ONG indicó que "las compañías brasileñas Rivar Plate y BBC SA fueron sorprendidas en ese tipo de actividades en una operación secreta de las autoridades regionales e indígenas del Chaco".

Survival ha denunciado en innumerables ocasiones a estas empresas en defensa de los Ayoreo-Totobiegosode, "el último pueblo indígena que queda fuera de la Amazonia cuyos miembros no ha estado aún en contacto con la civilización".

PARCELAS PRIVADAS
El grupo expuso que "la mayor parte de esas tierras ancestrales de los indígenas ha sido ocupada por ganaderos privados".

En una comunicación difundida ayer, la Ong consignó que "Ojnai, uno de los pocos miembros de la tribu que han establecido contacto con el mundo exterior, manifestó su profunda preocupación por esa destrucción porque "no sabemos exactamente en qué parte de la selva vive la gente" .

Apuntó a su vez que el Instituto del Indígena (Indi) declaró que 34.000 hectáreas compradas a los ganaderos les sería entregada a los Ayoreo, pero queda por fijar aún una fecha. Según Survival, las negociaciones con otras compañías, entre ellas la empresa brasileña Yaguarete Pora, no han prosperado hasta ahora dado que los ganaderos no quieren revender esas tierras.

"Los indígenas aislados ayoreo totobiegosode dependen por completo del bosque en el que viven…Destruirlo significa destruir sus hogares y huertos, sus mercados, supermercados, tiendas, oficinas, calles, bibliotecas, museos y cines de un plumazo. Arrasarlo supone destruir su modo de vida, para siempre", expresó Survival en una carta que envió al presidente Fernando Lugo en enero pasado.




Allí recordó al presidente la promesa que hizo en relación a los pueblos indígenas y sus territorios cuando fuera elegido. "Al no conseguir detener la destrucción de la tierra de los totobiegosode, su Gobierno está violando el derecho internacional tal y como recoge el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)", le señaló.


Publicar un comentario