2011/02/18

Nuevo camino de El Cuadrado impacta sobre Bosque Nativo

 

A raíz de las obras que se desarrollan en la zona para construir el denominado Camino de El Cuadrado, los integrantes de la agrupación "Vecinos de Punilla" denunciaron que el gobierno provincial provocó daños en la reserva natural Vaquerías.


Denuncian daños irreparables en la reserva natural de Vaquerías

 

A raíz de las obras que se desarrollan en la zona para construir el denominado Camino de El Cuadrado, los integrantes de la agrupación "Vecinos de Punilla" denunciaron que el gobierno provincial provocó irremediables daños en la reserva natural Vaquerías. Entre las irregularidades que se detectaron, se mencionó que se desvió el cauce del arroyo homónimo, se dañó la flora existente en el lugar y que se espantó a numerosas especies que habitan el parque.

Ubicada dentro de Valle Hermoso, la reserva Vaquerías sufren las consecuencias del avance de la autovía de montaña "Río Ceballos-Valle Hermoso", que –según informaron los autoconvocados- ha repercutido en las cuencas, los caudales y cauces de los ríos y arroyos, pero también en la fauna y la vegetación que adornaba el lugar. "La desconsideración y la falta de cuidados ha producido no solamente consecuencias estéticas, sino que también genera situaciones de aguas colapsadas, especies que emigran y otros daños irremediables"; expresaron los ciudadanos, mediante un comunicado que remitieron a los medios de prensa de toda la provincia.

Así también lo denunció el cuidador de la reserva, José Luis Becerra, quien señaló: "Mi tarea consiste en preservar esta reserva, pero los daños colaterales que se están produciendo son terribles, el arroyo está siendo tapado por la escombrera y se está modificando el curso del arroyo y las napas subterráneas. Aparte, con las explosiones que produjeron donde se está edificando, corrieron a las águilas moras, a los halcones peregrinos y a otras especies más que se están yendo". "Esta reserva tenía 65 variedades de pájaros, de las cuales muchas están en peligro de extinción, pero estas especies se están marchando, porque se redujo mucho su espacio. Acá había variedades que solamente estaban en el Valle de Punilla y en la Cordillera de los Andes, pero que ahora se han marchado"; recalcó Becerra, visiblemente preocupado por la situación.

"Es muy lamentable que especies que tenemos acá, tengan que desaparecer porque no tenemos un poco de conciencia ecológica. Yo no estoy en contra del adelanto, al contrario, pero sí contra la destrucción innecesaria. Yo creo que esto se podría haber salvado, era un deber salvarlo, porque es el pulmón del Valle de Punilla y el centro de biodiversidad más completo que tenemos"; destacó el guardaparques, quien precisó: "Con un afluente hídrico potable como el que tenemos, era una zona muy importante, pero cuando empiecen a circular los vehículos, la contaminación de aceite y de humo será inminente y todo caerá aquí. Pero en vez de controlar la zona, se han ensañado en destruir más y no se puede destruir nuestra casa".

Fuente: El Diario de Carlos Paz.  16 de Febrero de 2011. Ver fuente: http://www.eldiariodecarlospaz.com/ampliar_noticia.php?id_noti=526

Publicar un comentario