2010/12/24

El bosque levanta la temperatura (en Córdoba, Argentina)

 
Productores se quejan por la demora en la reglamentación de la ley provincial. Desconfían de sus alcances.
 
Mariano Santillán se dedica a la fabricación de ladrillos y ya no tiene leña. La demora en la puesta en marcha de la ley de bosques lo ha dejado sin posibilidad de conseguir materia prima para su trabajo. Sólo en Villa del Soto, más de 480 familias viven de este oficio y hoy se encuentran en estado de crisis. Lo mismo ocurre con los productores ganaderos del arco noroeste, que han tenido que trasladar su hacienda a otras provincias, imposibilitados de hacer un manejo productivo del bosque.

Estos testimonios se escucharon el miércoles en Cruz del Eje, durante la asamblea convocada por la Mesa de Enlace Provincial. Un centenar de productores y personas que viven del bosque se reunieron a la vera de la ruta 38 para reclamar ante el Gobierno provincial por los términos de la reglamentación de la ley de bosques. El texto ya se encuentra en la Fiscalía del Estado para su aprobación y fue elaborado por la Secretaría de Ambiente.

Malestar. Los productores dicen que la Provincia se arriesga a tener su propio conflicto "similar al provocado por la resolución 125", si la reglamentación no coincide con el espíritu de la ley que la Unicameral aprobó en agosto.

Adelantaron que si el Gobierno no les da una respuesta pronta, harán otra asamblea a mediados de enero para discutir los pasos por seguir.

José Manubens Calvet, vicepresidente de Cartez, afirmó que la ley de bosques establece que si un productor demuestra, con un estudio de impacto ambiental, que su campo situado en zona roja tiene la cantidad y calidad de agua suficiente, puede hacer que se convierta en zona verde en un ciento por ciento.

Sin embargo, este criterio cambiaría con la reglamentación. Según la información a la que tuvo acceso Cartez, Ambiente reduciría ese porcentaje al 40 ó 50 por ciento, a partir de una vieja reglamentación firmada por el ex gobernador José Manuel de la Sota y las entidades rurales, llamada "términos de referencia", y que según los productores nunca se cumplió.

A partir de la sanción de la ley, los dirigentes advierten cierta animosidad por parte de la Secretaría de Ambiente en los controles, una conducta que califican como abuso de poder.

Innegociables. La asamblea de Cruz del Eje aprobó seis puntos considerados prioritarios para que la reglamentación sea aprobada por el Ejecutivo. Se destacan las compensaciones que deberían recibir los productores.

Al respecto, Néstor Roulet, presidente de Cartez, dijo que hasta el momento se prohibieron las labores sin que nadie cobre por el daño ocasionado. En tal caso, la Provincia deberá asumir los desembolsos.

"Los 30 millones de pesos que la Provincia no percibió en 2010, por no haber reglamentado la ley en tiempo y forma, son insignificantes para los productores. De esa cifra, sólo 20 millones hubieran ido a la producción, pero si se dividen por los tres millones de hectáreas de bosques, sólo serían siete pesos por hectárea. Dicho de otra forma, ni siquiera se equipara con el valor del kilo de carne en pie", agregó Roulet.

Al respecto, argumentó que si se dejara trabajar a los productores se podrían lograr con sistemas silvopastoriles bien manejados hasta 20 kilos de carne más por hectárea.

Otro tema clave tiene que ver con los permisos de ejecución de obra que debe otorgar Ambiente. Según lo expresado durante asamblea, De la Sota había manifestado durante su gestión que si en un plazo prudencial no se otorgaban los permisos para desmontes, su pedido se consideraba acordado. Pero en la práctica eso nunca ocurrió.

Según la ley sancionada, esos permisos deben otorgarse antes de que se cumplan los 120 días del pedido. Los productores temen que esos plazos se sigan extendiendo, ya que hace cuatro años que no se otorgan habilitaciones formales.

Los productores aseguran también que la nueva reglamentación podría incluir un apartado donde cada productor deba pedir permiso para obras de mejora en su campo (aguadas, alambres, corrales, caminos, cortafuegos y viviendas).

La ley dice que sólo deben informarse sobre las obras y no esperar a que Ambiente otorgue el permiso para su inicio. "No puede ser que alguien quiera hacer un cortafuegos o instalar una tranquera en su campo y tenga que pedir permiso para hacerlo. Encima, los permisos nunca llegan", se quejó Vicente Larcher, productor agropecuario de la zona.

El presidente de la Sociedad Rural de Cruz del Eje, Pedro Guerrero, agregó que 45 días atrás se produjo "el colmo de los colmos", cuando Ambiente precintó una máquina perforadora durante 15 días a un contratista que estaba recuperando un pozo de agua sobre un campo con permiso de riego.

El tercer punto clave en la petición de los productores se relaciona con los sistemas silvopastoriles con rolado de bajo impacto. Esto significa poder trabajar en ganadería bajo los montes de una manera sustentable.

"Lo que no entienden algunos sectores es que estos sistemas son de remediación de fachinales y no de invasión", sostuvo Eliseo Arrarás.

Según Roulet, hay que entender que el 75 por ciento de los alimentos del mundo sale de sistemas bajo riego y en Córdoba esa cifra no supera el cinco por ciento. Manifestó que si Ambiente trabajara junto a los productores, en la realización de estudios de impacto ambiental, se podría llegar a un acuerdo mucho más fructífero para todos. "No podemos prohibirle a la gente que pueda producir alimentos", añadió.

Tierras que no valen. Productores pusieron de manifiesto el criterio arbitrario con que en los últimos años se manejó la autoridad de aplicación y los efectos generados por esta acción. Argumentaron que durante años hubo quienes desmontaron en otra zonas de la provincia y ahora esas tierras valen entre cinco mil y ocho mil dólares por hectárea. Pero quienes no lo hicieron en su momento por diferentes motivos, ahora se encuentran con que sus tierras no tienen valor productivo ni económico.
 
Fuente: Diario La Voz del Interior.  24 de Diciembre de 2010.  Ver fuente: http://www.lavoz.com.ar/suplementos/la-voz-del-campo/el-bosque-levanta-la-temperatura
Publicar un comentario