2010/08/05

Ambientalistas rechazan la ley de bosques

 

La norma preserva dos millones de hectáreas menos que lo previsto. En la zona roja, se permite el aprovechamiento sustentable, no estipulado en la legislación nacional

La ley de bosques nativos aprobada ayer por la Legislatura introduce cambios sustanciales al texto que se discutió en la Comisión de Asuntos Ecológicos (CAE) durante más de nueve meses. Por estas modificaciones, la Comisión de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (COTBN) entiende que la ley puede ser declarada inconstitucional por no cumplir con los presupuestos mínimos que fija la norma nacional 26.331 o "ley Bonasso".

Mientras ambientalistas protestaban fuera del recinto, los legisladores comenzaron el debate a las 17. Dentro del edificio también se manifestaron las organizaciones ecologistas con carteles, y silbidos y aplausos según los legisladores que hablaban.

Después de una larga lista de oradores, la ley fue aprobada ya avanzada esta madrugada, con los votos de Unión por Córdoba (UPC), la Unión Cívica Radical (UCR) y los bloques unipersonales de José Maiocco, José Villena, Raúl Albarracín y Kasem Dandach.

En tanto, los integrantes del juecista Frente Cívico votaron en forma dividida.

Los bloques que se opusieron fueron Concertación Plural (CP), Peronismo Militante, ARI, Izquierda Socialista y Frente para la Victoria.

Además de los nueve meses de tratamiento en la CAE, la COTBN debatió durante más de dos años el tema. El texto que surgió de estos espacios, cuyo autor final fue el legislador oficialista Marcelo Falo, presidente de la CAE, ya tenía un despacho de minoría pues había sido presentado por los bloques que se opusieron a la norma sancionada.

Ese proyecto incluía en la zona roja (la de mayor protección y donde se restringen más actividades) casi cuatro millones de hectáreas.   La ley aprobada protege 1,86 millón y deja fuera de este sector, por ejemplo, a la zona norte de la laguna Mar Chiquita, un área protegida a nivel mundial por ser hábitat de aves migratorias.

Otro cambio sustancial es la inclusión de la categoría de "aprovechamiento sustentable" en la zona roja (ver Cambios que cuestionan...), algo que reclamaban las entidades agropecuarias.

También se suaviza la participación de la sociedad al eliminar la creación del Cuerpo Voluntario de Guardianes de Bosques Nativos y no obliga a la Secretaría de Ambiente a convocar a audiencia pública en caso de desmonte.

El debate. Las prolongadas deliberaciones se abrieron con la presentación del despacho aprobado por mayoría, a cargo de Daniel Passerini (UPC).

"La ley sancionada interpreta el consenso posible entre dos posturas antagónicas, protegiendo al bosque nativo y mejorando la legislación actual", argumentaría después. Luego, Falo defendió con reparos el proyecto al reconocer que no es el texto que a él le hubiera gustado aprobar.

En tanto, María Matar (UCR) celebró el consenso que se logró para aprobar la ley. "Obtuvimos un ordenamiento equilibrado y generado a partir del consenso. Logramos equilibrio entre el interés público y privado", dijo.

Por su parte, Enrique Asbert (CP), autor del primer proyecto sobre el tema, realizó un fundamentación histórica de su voto negativo y señaló que la norma provincial no cumple con los requisitos mínimos que fija la "ley Bonasso".

Los discursos a favor y en contra se sucedieron hasta pasada la medianoche, cuando se sometió el texto a la votación en general. Luego comenzó el debate artículo por artículo que se extendió hasta la madrugada de hoy.

Fuente: Diario La Voz del Interior.  5 de Agosto de 2010.  Ver fuente: http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/ambiente/ambientalistas-rechazan-la-ley-de-bosques

Publicar un comentario