2010/03/10

Destacan la conciencia ambiental de los productores acerca del bosque nativo

De paso por Río Cuarto en el marco de la campaña de difusión del proyecto de Ley de Bosques de CARTEZ, el ingeniero Eliseo Arrarás, productor silvoganadero, ex docente universitario e investigador del CONICET, destacó la conciencia ambiental que se está detectando en los productores acerca de la necesidad de producir en forma sustentable y amigable con el ambiente.

Cabe recordar que en este momento hay dos proyectos de Ley de Bosques en la Legislatura de Córdoba: el de CARTEZ y el de la denominada Comisión de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (COTBN), realizado a instancias de la Secretaría de Ambiente de la provincia, con la participación de una importante cantidad de organizaciones ambientalistas y del campesinado.


Dijo Arrarás que en las últimas semanas se ha intensificado la tarea de divulgación del proyecto alternativo a través de foros regionales en sociedades rurales que forman partes de CARTEZ y que se encuentran en lugares claves de la provincia, al tiempo que destacó el nivel de conciencia ambiental que están encontrando entre los productores, la defensa que están haciendo sobre el proyecto ruralista. “La defienden porque fundamentalmente se trata de una ley que promueve la formación de biomasa con gramíneas de carbono cuatro que son las aseguradoras de la fijación de dióxido y de atenuar los efectos de los gases de invernadero”, afirmó.

En declaraciones a PUNTAL Tranquera Abierta, el profesional mencionó que también se profundizaron los contactos con legisladores e intendentes. “Y lo que se comienza a ver es que hay dos proyectos de Ley de Bosques, donde no es una antinomia de la otra. Lo favorable de la propuesta alternativa es que mira más allá de la clausura, de la prohibición productiva que plantea el proyecto de la COTBN. Mira más allá de la degradación social. Mira un futuro donde todos tenemos el compromiso de dejar algo para nuestros hijos”, enumeró, para añadir que es una ley para la formación de biomasa, que piensa en una provincia verde. “Creo que despacito se va acercando la gente y se va desterrando esa antinomia que se quería plantear”.

Consultado sobre si se va superando la imagen de productor deforestador, que desmonta todo, que se quería imponer, Arrarás dijo que, en eso, la legislación cordobesa es terminante: “Desde el año 2005 en Córdoba no se puede hacer más desmonte”.

Mencionó entonces los principios que sustenta el proyecto de CARTEZ y que fueron presentados en la Legislatura. El primero establece no se puede derribar un árbol más, el segundo dice que no se debe hacer ni una hectárea más de soja sobre bosque nativo; el tercero, que hay que reforestar todas las áreas que hagan falta, “así que no se puede hablar desde ningún punto de vista de que haya algún productor que quiera avanzar sobre ningún bosque nativo. Lo que se está discutiendo es si se puede hacer aprovechamiento sustentable sobre los bosques nativos existentes, si se los puede recuperar o no, cómo hay que reforestar. Es decir, promover la producción de alimentos en términos de un rigor ambiental importante y sustentable a través del tiempo, contra otra propuesta que es clausurista, distribucionista de tierras, cuando detrás de una propuesta ambiental hay un proyecto para el uso social de la tierra en la que están mezclando cosas que nada tienen que ver con los bosques”.

Para el ingeniero Arrarás, desde el momento que a un pequeño productor se le permite desmontar y hacer soja, algo que se le prohíbe al productor grande, evidentemente se está ante un proyecto de reforma agraria encubierta. “La propuesta altenativa establece que nadie desmonta, no se puede voltear un árbol, sea pequeño, grande o mediano. Nadie tiene derecho a desmontar. La de la COTBN busca establecer la reforma agraria porque esconde un uso social de la tierra en una discusión sobre el ambiente que está metido en el tema de los bosques nativos”, enfatizó.

En cuanto a la actitud de los legisladores hacia estas propuestas, consideró que están leyendo las propuestas mientras soportan una presión social muy grande, realizada por los grupos ambientalistas, porque saben que todo el mundo espera que se apruebe una ley que promueva un ambiente sano. “Y se ha vendido la ley de los ambientalistas como que es la más sana cuando en realidad científicamente no lo es. Entonces lo que hay que hacer es educar a la gente y demostrar que hay cosas muchas cosas mejores que esa ley que no respeta la legislación vigente, ni al ambiente ni a la producción”.

Destacó finalmente que lo que se está pidiendo es que se legisle en consonancia con las provincias que nos rodean, porque si no tendremos una Córdoba retrógrada y los productores se irán a las provincias vecinas donde tienen legislaciones que respetan a la Ley Bonasso, que es la ley madre a nivel nacional. La ley ambientalista la desconoce mientras que la propuesta alternativa la respeta punto por punto.

Fuente: cadena 3.com.  24 de febrero de 2010.  Ver fuente: Destacan la conciencia ambiental de los productores acerca del bosque nativo
Publicar un comentario