2011/06/11

Las plantaciones forestales incrementaron en 2010 un 10% su capacidad de almacenamiento de CO2 con respecto a 2009

Según Aspapel, la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón, “las plantaciones para papel almacenaban en el año 2010 en España 5,7 millones de toneladas de carbono (más de 21 millones de toneladas de CO2 equivalente), lo que supone un 10% de incremento con respecto a 2009“.
En España las plantaciones de pino y eucalipto para papel, según datos del sector, ocupan 430.000 hectáreas, es decir, el 2,4% de la superficie total de bosques (en 17,9 millones de hectáreas de superficie total de bosques en España según UNCE/FAO).
Todas las especies vegetales para realizar el proceso de la fotosíntesis necesitan absorver CO2 de la atmósfera. Los árboles de crecimiento rápido, como el pino y el eucalipto que utiliza la industria papelera, son precisamente por esta característica, el rápido crecimiento,los que más CO2 absorben ya que a mayor velocidad de crecimiento mayor tasa de absorción. Según Aspapel, la patronal del sector: “el eucalipto, por ejemplo, fija anualmente el doble de carbono que el castaño, y cinco veces más que la encina“. Además, “estas plantaciones productivas se rejuvenecen periódicamente con las talas de aprovechamiento y la consiguiente regeneración y replantación, y son los árboles jóvenes, que están en periodo de crecimiento, los que más CO2 absorben“.
En muchas ocasiones las plantaciones se realizan en terrenos baldíos debido al abandono de cultivos agrícolas de manera que, gracias a las plantaciones, la superficie arbolada aumenta. Por tanto, los cultivos de madera para papel son “grandes sumideros de CO2 que ayudan a frenar el cambio climático porque, además, el carbono almacenado en las plantaciones no se libera con la corta del árbol, sino que permanece en los productos papeleros y el plazo de almacenamiento se va alargando al reciclar esos productos papeleros una y otra vez“. Estudios recientes demuestran que una vez que el bosque alcanza su madurez deja de fijar carbono, por lo que estas plantaciones productivas son una oportunidad medioambiental.
Por tanto, según estos datos se puede suponer que no sólo usando papel reciclado se contribuye a la lucha contra el cambio climático.
Fuente: aspapel
Publicar un comentario