2011/05/09

Declaración pública AIFBN: Rechazo a Proyecto Hidroaysén (Chile)


bosque nativo

Declaración Pública 
Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo (AIFBN)
09 de mayo de 2011

En relación a la eventual aprobación del proyecto de generación eléctrica HidroAysén que será votado hoy lunes por el Comité de Evaluación Ambiental y que autorizaría la construcción de cinco centrales hidroeléctricas en los ríos Baker y Pascua; la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo (AIFBN) quiere manifestar a la opinión pública que. 

1.- Rechaza las presiones para modificar resoluciones en los servicios regionales encargados de evaluar la iniciativa y llama a que se investiguen posibles irregularidades y el actuar poco transparente de tales instituciones. Este proyecto energético, que afectará gravemente las cuencas hidrográficas y ecosistemas fluviales únicos en la Patagonia chilena, tiene innumerables cuestionamientos e interrogantes que no han sido respondidos por la megampresa.

2.- Repudia la estrategia comunicacional que implementó la empresa y cuyo objetivo fue "hacer tomar conciencia" a la ciudadanía de la urgencia de aumentar la capacidad energética del país a través de la construcción de represas en la Patagonia, usando para esto información sesgada y ocupando elementos amenazadores que pretenden instalar desconfianza e inseguridad en las materias energéticas. Fue, sin duda, una "campaña del terror" porque intentó convencer a los chilenos que si no se construyen las represas en el sur, el país se quedará sin energía, incluso responsabilizando a la ciudadanía al decir que son "en parte culpables".

3.- Nos preocupa el futuro de los parques nacionales, sitios prioritarios de conservación, y áreas protegidas privadas que se verán afectados en forma irreversible; y las miles de hectáreas que se desforestarán con este proyecto debido a la línea de transmisión. Para la AIFBN es inquietante el enfoque centralista del proyecto, porque obvia vocaciones territoriales y no considera los efectos negativos que significará el transporte de esta energía por cerca de 2.000 kilómetros, pasando por 9 regiones del país, áreas protegidas, y comunidades indígenas.

En este contexto, adherimos a las manifestaciones de rechazo que se llevan a cabo a nivel nacional, y en particular, por parte de la comunidad de Aysén y el Consejo de Defensa de la Patagonia. Adherimos también a los cuestionamientos efectuados por el académico Manfred Max.Neef en carta abierta al Presidente de la República. 

La construcción de los proyectos hidroeléctricos no corresponden sólo a iniciativas comunes de inversión, si no que representan claramente una '"solución" estructural" planteada por los administradores de un modelo de desarrollo que incluye la depredación de los recursos naturales y la concentración de la riqueza en base a estos mismos recursos. 

Hacemos un llamado a nuestras autoridades para  que este proyecto sea rechazado e instamos a la ciudadanía a reflexionar sobre la legitimidad de la institucionalidad y el Estado de Derecho al que tanto se refieren los gestores de estos proyectos y representantes del gobierno.
Publicar un comentario