2011/05/18

Arbolado Rural: Importancia de una buena planificación

Además de proteger el hábitat humano, los cultivos y el ganado, los árboles nos ofrecen diversos productos: frutas, hongos, flores para la producción de miel, entre otros. 

Muchas de ellas tiene propiedades medicinales y pueden utilizarse tanto sus hojas como corteza y flores para la elaboración de infusiones, cataplasmas, tinturas, aceites y otros productos medicinales. 

Es importante efectuar una buena planificación del Arbolado Rural, tanto en el diseño como en la elección de las especies a utilizar porque una vez que los árboles están plantados hay que convivir con ellos y cualquier corrección que se haga posteriormente no hace más que reflejar el esfuerzo y el costo de haber realizado algo incorrecto.

Por Ing. Agr. Ivana Amico (2006) - Técnico EEA INTA Esquel  


Carpeta Técnica, Forestal Nº 10, Febrero 2006. EEA INTA Esquel


Reseña: El artículo se refiere a la necesidad de planificar correctamente aquellos predios destinados como hábitat humano y para protección de cultivos y ganado. Se describen las especies más útiles en el noroeste del Chubut.

Introducción


El arbolado rural es una de las actividades básicas que se realizan en las instalaciones de un campo o chacra. Este concepto –el “arbolado”- no es el de la forestación con fines madereros, sino el que se realiza como parte de la infraestructura del predio, principalmente con la finalidad de proteger cultivos, ganados e instalaciones y mejorar el hábitat. Con frecuencia, los productores rurales deben definir qué especies forestales establecer en sus campos. Esta decisión dependerá de los objetivos que se persigan y las características del lugar donde se desea forestar.
Los árboles en el medio rural, ya sea cerca de las viviendas, al borde de los caminos, como cortinas rompevientos o bosques cumplen funciones paisajísticas y de protección del sitio muy importantes, además de la importancia que tienen en la producción de madera y por la mano de obra que pueden generar.
Algunos de los problemas más frecuentes a resolver puede ser el de darle protección a las pasturas, a los cultivos, a los animales, a viviendas o galpones. Esto se consigue mediante el establecimiento de cortinas rompevientos o bosquetes de protección.
Los beneficios que se obtienen de los árboles son múltiples, sobre todo si se eligen las especies y diseños de plantación adecuados en función de las necesidades.


Objetivos de la plantación


Al realizar el arbolado es importante analizar qué necesidades se pretenden cubrir y los objetivos a cumplir. De esta manera se podrán elegir las especies, los sitios y los diseños de plantación más adecuados a esos fines. La decisión correcta sobre qué, cómo, dónde plantar y cómo manejar la plantación es la clave para obtener el máximo beneficio que pueden brindar los árboles.


Funciones de los árboles en el medio rural


Los árboles pueden cumplir diversas funciones, entre ellas:

 

Sombra y reparo o dispersos en los campos de pastoreo:

Es importante tener presente algunos conceptos que se describen a continuación:

- Cerca de las viviendas o galpones. Los árboles plantados cerca de las viviendas, en los corrales, en forma de bosquecitos, cortinas, regulan la temperatura en el verano a través de la sombra y reparan del frío en invierno. En estos sitios es aconsejable plantar árboles de porte medio o bajo, para evitar riesgos de rotura por desrame o por acción invasora de raíces de algunas especies. Del lado sur de las viviendas conviene plantar árboles de follaje persistente para frenar el aire frío en invierno, en cambio al norte, este y oeste conviene plantar árboles de follaje caedizo para tener sombra en verano y sol en invierno.
- En los potreros. El efecto de los árboles sobre las pasturas siempre es positivo, ya que si bien interceptan parte de la luz, disminuyen la velocidad del viento, atenúan los efectos de las altas y bajas temperaturas y disminuyen las pérdidas de humedad. Cuando el objetivo es tener sombra para el ganado se pueden plantan grupos de árboles coposos a una distancia de 4 ó 5m entre sí. En este caso se podan las ramas inferiores para que los animales accedan con facilidad y puedan reposar bajo las copas.
En cambio, si el objetivo es tener reparo para los animales se pueden plantar árboles de follaje persistente a una distancia de 2,5m - 3m, entre las plantas preferentemente en varias hileras y en forma de U en tres lados del potrero, dejando descubierto el lado que da al norte. También se pueden hacer en forma de islas pero siempre con diseños que den protección de los sectores sur y oeste. En este caso se dejan crecer libremente las ramas hasta el suelo.

Protección de cultivos:

Las cortinas rompevientos, es decir hileras de árboles plantados en forma perpendicular a la dirección del viento, disminuyen la velocidad de éste y crean un ambiente más adecuado para el desarrollo de los cultivos. Estas barreras vivas regulan las temperaturas extremas, disminuyen la evapotranspitación de los cultivos y contribuyen a disminuir los daños que puede provocar el viento en las hojas, ramas, flores o frutos.
Las cortinas pueden estar formadas por una sola hilera pero la mayor protección se obtiene con cortinas de dos o más hileras y dos o más especies de distintas alturas. Lo ideal es que las especies de menor altura se ubiquen a barlovento, es decir del lado de afuera, y deben conservar las ramas más bajas. Luego se colocan especies de mayor altura y, finalmente, del lado de adentro otra vez especies de menor altura. Con esto se logra que el viento choque violentamente contra la primer fila, se filtre y luego suba con menor velocidad hacia las copas más altas, para luego bajar por la hilera de adentro.
Las especies que conforman la cortina forestal pueden ser de follaje persistente o caduco. Esto depende de la ubicación y del objetivo perseguido.
Otra característica importante que deben tener las cortinas forestales es la porosidad. Cuando son muy compactas pueden ser dañadas por el viento y además pueden provocar turbulencia del lado del cultivo.

Protección de cauce de ríos o arroyos:

Hay especies que crecen en las márgenes de ríos o arroyos, desarrollando un sistema radical muy estable como es el caso del sauce, el aliso y el ciprés calvo. Estas especies son adecuadas para forestar parte de riberas donde existen riesgos de desbordes, porque con sus raíces le dan estabilidad a las márgenes. En la zona árida y semiárida, se pueden plantar tamariscos, muy usados también para contener dunas costeras.

Protección del suelo:

Los árboles protegen el suelo de la erosión al frenar el viento y disminuyen el escurrimiento del agua. Aumentan la infiltración, disminuyen la temperatura y la desecación del suelo. También restituyen la fertilidad porque redistribuyen nutrientes desde los horizontes inferiores poniéndolos a disposición de otras plantas mediante la caída de las hojas. Es aconsejable forestar las laderas de los cerros o terrenos con pendientes para contener el suelos y evitar los problemas de erosión.

Producción madera y otros productos:

Los árboles nos brindan diversos bienes, entre ellos la leña y la madera. En muchas regiones, gran parte del combustible que se usa es la leña. Las familias que viven en el medio rural usan leña tanto para calefacción como para cocinar los alimentos. En cuanto a la madera, los pobladores rurales pueden cubrir sus necesidades de postes, varillas, mangos para herramientas, tirantes para construcciones, y de acuerdo con las especies y el manejo realizado, también madera aserrada.
Muchas especies forestales se pueden utilizar como alimento para animales (forrajeras), por ejemplo el Olivo de Bohemia, la Acacia, sauces y álamos, entre otras.
Hay especies que pueden aprovecharse para alimentación humana y algunas tienen propiedades medicinales.


Pastoreo de ovejas en parcela protegida por cortina rompeviento de álamos
Cortina rompeviento de álamos

 
Guía de especies de hojas caducas que crecen en el noroeste del Chubut
EspeciesCaracterísticasRequerimientosUsos
Abedul
Betula pendula
Porte medio, follaje ralo, copa abierta, ramas péndulas. Rebrota de cepa.
Es muy resistente al frío. Crece en diferentes tipos de suelos desde muy profundos hasta los poco desarrollados y pobres. Soporta la mediasombra.
Ornamental. Proporciona mediasombra adecuada para el crecimiento de otras especies. La madera es buena como combustible. Adecuada para potreros de uso ganadero porque no es ramoneada por los animales.
Acacia blanca
Robinia pseudoacacia
Porte medio (10/15 metros), copa globosa, crecimiento rápido.
Necesita suelos fértiles y permeables y luz plena. Resistente a la sequía. Es susceptible a temperaturas muy bajas en estado juvenil
Excelente madera para postes por su resistencia en contacto con el suelo.
Adecuada para sombra.
Flores melíferas.
Alamo negro
(Populus nigra)
Follaje denso, copa columnar, porte grande (20 metros), crecimiento rápido. Rebrota de cepa.
Necesita luz plena , suelos fértiles y humedad en el suelo durante el período vegetativo. Es resistente al frío y a los daños mecánicos provocados por viento y nieve.
Muy usado para cortinas rompevientos. Madera aserrable.
Alamo plateado
Populus alba
Follaje semidenso, copa amplia y extendida, porte mediano, crecimiento rápido. Produce muchos brotes de raíces (invasora).
Es muy rústica, resistente al frío, a la sequía y a los fuertes vientos. Crece en diferentes tipos de suelos y resiste salinidad y anegamiento.
Adecuada para repoblación de sitios con limitantes para otras especies. Ofrece buena sombra. La madera puede usarse para leña y postes.
Arce
Acer pseudoplatanus
Acer negundo
Follaje denso, porte mediano (10/12 metros), copa amplia, crecimiento rápido
Necesita suelos fértiles y permeables. Tolera la mediasombra.
Ornamental. Madera de buena calidad.
Sombra para vivienda y ganado. Flores melíferas.
Falso castañoAesculus hippocastanum
Follaje denso, porte mediano a grande (15/18 metros), copa muy amplia.
Necesita suelos profundos y permeables. Resiste al frío y es susceptible a sequía
Ornamental. Ideal para sombra de viviendas y ganado. Flores melíferas.
Fresno
(Fraxinus excelsioir;
F. americana)

Hojas caedizas, follaje denso, porte mediano, copa amplia y globosa, crecimiento rápido.
Suelos arenosos a areno arcillosos y limosos. Requiere luz plena. Muy rústica y resistente al frío.
Especie adecuada para sombra. Madera muy resistente y elástica, ideal para cabos de herramientas, armazones, ebanistería.
Maitén
Maytenus boaria
Hojas persistentes, follaje denso, porte medio, copa globosa, crecimiento lento.
Se adapta a diferentes tipos de suelo incluso los de baja fertilidad. Resistente al frío y a la sequía.
Ornamental, ideal para sombra y reparo para el ganado. Madera de buena calidad, excelente para leña. El follaje se usa como forraje.
Ñire
Nothofagus antarctica
Porte mediano, follaje semidenso, copa extendida, crecimiento rápido.
Muy resistente al frío y a la sequía, se adapta a diferentes tipos de suelos. Requiere luz plena.
Ornamental. Adecuada para sombra y reparo. La madera se usa para postes y leña.
Olivo de bohemia
(Eleagnus angustifolia)
porte mediano a bajo bajo (5 – 7 metros), ramas con espinas, copa ramificada, crecimiento rápido. Rebrota de cepa y de raíz.
Es muy rústica, resistente a la sequía y al frío. Crece en distintos tipos de suelo. Soporta salinidad y anegamiento. Necesita luz plena
Ornamental. Adecuada para formar cercos vivos. La madera se usa para leña.
Olmo
(Ulmus pumila)
Porte grande, copa amplia, ovoide, follaje denso, crecimiento rápido.
Muy rústica, resistente al frío y resistente a la sequía. Crece bien en diferentes tipos de suelo. Es una especie promisoria para la zona semiárida
Muy adecuado para sombra. La madera puede usarse para cabos de herramientas, varillas, leña y carpintería rústica.
Raulí
Nothofagus nervosa
Gran porte, puede llegar hasta una altura de 30 m. Muy vistoso en otoño por el color rojizo de sus hojas.
Requieren suelos profundos y húmedos
Ornamental, para bosquetes y cortinas de protección.
La madera es de muy buena calidad, empleada por su resistencia en construcciones y muebles.
Roble
(Quercus robur)
Especie de gran porte, copa amplia, follaje denso. Crecimiento lento.
Es muy resistente al frío. Tolera la sombra. Tiene un sistema radicular muy profundo y se adapta a distintos tipos de suelos aunque prefiere los sueltos y profundos.
Produce madera de excelente calidad para construcciones y muebles. Proporciona buena sombra y los frutos sirven de alimento para el ganado
Roble pellín
Nothofagus obliqua

Gran porte; copa ancha, muy ramoso. Color cobrizo en otoño. Llegan a una altura de hasta 30 m.
Requieren suelos profundos y húmedos.

Ornamental, para bosquetes y cortinas de protección.
La madera es de excelente calidad. Se la utiliza para construcciones y muebles.
Sauce
Salix sp
Copa amplia, follaje denso, porte mediano, crecimiento rápido.
Muy resistente al frío, y susceptible a la sequía. Se adapta a condiciones de anegamiento temporario.
Ornamental. Adecuado para sombra, reparo, cortinas rompevientos y contención de cursos de agua. La madera se usa para leña y varillas para alambrado.
Sauco
Sambucus nigra
Porte bajo, follaje denso, copa globosa, muy ramificada, crecimiento rápido.
Se reproduce fácilmente por estaca, es resistente al frío y se adapta a diferentes tipos de suelos. Rebrota de cepa.
Adecuado para la formación de cortinas bajas. Proporciona buena sombra. Los frutos son comestibles.

 
Bosquetes de pinos sauces y álamos dispersos en campo de pastoreo de ganado bovino
Bosquetes de pinos sauces y álamos

 
Guía de especies de hojas persistentes que crecen en el noroeste del Chubut
EspeciesCaracterísticasRequerimientosUsos
Ciprés de la cordillera
Austrocedrus chilensis

Gran porte, copa piramidal.
Crecimiento muy lento.

Crece en distintos tipos de suelos. Soporta el frío
Madera de muy buena calidad para construcciones, muebles, leña y postes.
Cupresus ó Ciprés
Cupresus macrocarpa, C. arizónica, C. sempervirens
Follaje denso, porte mediano a grande, copa piramidal, crecimiento rápido.
Especies muy plásticas, crecen bien en diferentes tipos de suelo, incluso entre las rocas. Son muy resistentes al frío y a la sequía.
Ornamentales. Ideales para formación de cortinas rompeviento y bosques de reparo. Madera de muy buena para postes, varillas, leña y construcciones.
Enebro
Juniperus comunis
Follaje denso, copa piramidal, porte mediano a chico, crecimiento lento.
Es muy rústica. Crece bien en distintos tipos de suelos. Es resistente al frío y a la sequía.
Ornamental, adecuada para cercos y cortinas. Los frutos se utilizan para la fabricación de ginebra
Eucalipto
Eucalyptus sp
Hojas persistentes, porte grande, copa amplia, crecimiento rápido.
Necesita suelos profundos y permeables. Susceptible al frío y heladas.
Ornamental, ideal para cortinas cortavientos, buena madera para postes y leña.
P. insigne
Pinus radiata
Árbol de 25 – 30 m. Cuando joven porte de candelabro adquiriendo copa globosa cuando es adulto. Crecimiento rápido
Se adapta a diferentes tipos de suelo, con buena aireación y drenaje. Resiste el frío
Adecuado para cortinas rompevientos. Madera para construcción.
P. marítimo
Pinus pinaster
Árbol de 25 – 30 m de altura, copa piramidal al principio y globosa con los años.
Requiere suelos profundos y livianos, tolera los compactos donde crece más lento. Exigente en luz. Soporta las bajas temperaturas
Adecuado para cortinas y bosques de protección. Se utiliza para contener dunas y médanos. Madera para construcciones en general.
Pino murrayana
Pinus contorta
Copa piramidal, follaje denso, porte grande (20 a 30 m.).
Se adapta a diferentes tipos de suelo, es muy resistentes a la sequía y al frío. Necesita luz plena.
Adecuados para plantar en suelos con problemas de erosión y en zonas semiáridas. La madera se usa en construcciones.
Pino oregónPseudotsuga mensiezii
Porte grande, copa muy amplia. piramidal
Requiere suelos fértiles y profundos, y precipitaciones mayores a 800 mm. anuales. Es susceptible a heladas fuertes en etapa juvenil.
Ornamental. Cortinas y bosques de protección.
Madera de buena calidad para construcciones y muebles.
Pino piñonero
Pinus pinea
Copa globosa, que puede llegar a alcanzar 25 m de altura.
Resistente a las bajas temperaturas y la sequía. Crece bien en suelos arenosos, tiene raíces muy profundas
Adecuado para sombra y reparo. La madera puede usarse en construcciones rurales. Las semillas son comestibles.
Pino ponderosa
Pinus ponderosa
Copa amplia, porte grande Crecimiento rápido
Se adaptan a diferentes tipos de suelo, pero prefieren los sueltos y bien drenados.
Resisten la sequía y pueden crecer en sitios con menos de 400 mm. de lluvias anuales.
Madera de buena calidad para construcciones y muebles. Adecuados para cortinas rompevientos y para bosques de reparo.
Tuya
Thuja orientalis
Porte medio, follaje denso, copa piramidal
Muy resistente al frío, se adapta a la mediasombra.
Ornamental. Adecuada para cortinas y cercos.


Fuente: INTA Estación Experimental Agroforestal Esquel, Chubut (Argentina)


Publicar un comentario