2011/04/25

Destacan valor de las cortinas forestales contra los vientos patagónicos


Esquel. Provincia de Chubut. 

Esta es la época de comenzar a proyectar cortinas forestales que ofrezcan resistencia a los fuertes vientos patagónicos. Así lo aconsejan desde la Estación Experimental Agroforestal Esquel del Inta.

La ingeniera Forestal Ivana Amico, indica que es una manera de proteger la producción de los vientos que se registran en la zona. Para ello cita como ejemplo el trabajo que hace el productor de Trevelin, Heraldo Torne, que en su chacra ya proyecto y ve crecer una cortina forestal para proteger lo que será un monte de árboles de cereza y también una plantación de frambuesas.

Es el propio Torne quien recomienda esta práctica. "Antes de planificar cualquier producción hay que preparar una cortina forestal" aseguró este productor del pueblo del Molino.

Torne no solo destaca la utilidad que da este método en materia de lucha contra el viento, sino que agrega que aquel que planifique y luego tenga una cortina forestal, tendrá también leña en el invierno y además podrá obtener postes y varillas para los alambrados.

Heraldo dice que hacer cortinas rompevientos es una cuestión cultural que tienen en la familia. Agrega que siempre desde su abuelo  estuvo presente que antes de organizarse en materia productiva, diversificar los cultivos, hay que hacer una buena cortina forestal para protegerse del persistente viento que castiga nuestra región.

Por su parte la ingeniera Amico recalca que esta es una etapa de planificación y selección de árboles que se utilizaran para tal fin. En junio ya vendrá la plantación propiamente dicha. Los ejemplares más habituales que se utilizan son los barbados, (sauces y álamos) que son los de crecimiento más rápido. Entiende que bien hecha y protegida en el término de diez años ya cumple con su cometido de protección de los predios. Asegura que una vez que esto ocurre se genera un microclima dentro de la chacra conservando altos niveles de humedad en el suelo que favorecen la producción.

Destaca la actitud de Torne, porque dice que se perdió la cultura de establecer cortinas, ya que en la zona de Trevelin no se ven nuevas, sino que las más jóvenes datan de 30 años.

A la hora de aportar consejos técnicos, indica que los vientos predominantes de aquí son del sector oeste y sur, por ello hay que diseñarlas antes de plantarlas. Y aseguró que una cortina que tenga 10 metros de alto, protege 10 ó 15 veces más de su altura.
Indicó que los árboles deben plantarse aproximadamente a un metro entre sí.

Fuente: Diario El Chubut.   24 de Abril de 2011.  Ver fuente: http://www.elchubut.com.ar/despliegue-noticias.php?idnoticia=157698

Por último dijo que es muy importante para su desarrollo el riego y la protección contra las liebres.
Publicar un comentario