2010/05/14

Tierra y bosques en muchas manos


 
 

Hace casi un año que se construyó, con base en el consenso, el proyecto de ley de ordenamiento territorial de bosques nativos en la provincia de Córdoba. Pero aún el proyecto oficial mejorado de la Comisión de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo (COTBN) sigue en suspenso en el ámbito de la Legislatura.

 

Hace seis meses que ese cuerpo trabaja para construir consenso con un sector que se autoexcluyó de la COTBN. ¿Es posible lograr consenso con los ruralistas de Cartez, Coninagro y de la Sociedad Rural Argentina, quienes sostienen un modelo destructivo de la biodiversidad, de las economías familiares y de soberanía alimentaria de la región, el cual sólo beneficia al sector empresarial agroexportador? ¿Es posible un consenso con las entidades ruralistas que presentan una propuesta "alternativa" anticonstitucional, ignoran la emergencia forestal, ejercen una activa presión mediática sobre los legisladores en contra del proyecto de la COTBN y exigen postergar y anular el proyecto de surgido del consenso de la mayoría de las instituciones de la sociedad organizada cordobesa?

 

Esos representantes agredieron y descalificaron, de manera sistemática, la construcción participativa, se consideraron únicos representantes del sector productivo agropecuario, desconocieron al Movimiento Campesino de Córdoba, Federación Agraria, Colegio de Ingenieros Agrónomos, Programa Social Agropecuario y el Programa Nacional de Manejo Silvopastoril del Inta, como miembros de la COTBN y del sector productivo, e instalaron una falsa antinomia: productores versus ambientalistas.

 

Modelo agroexportador. Cartez, Coninagro y la Sociedad Rural Argentina, sostenedores del agronegocio, "consideran amenazante al proyecto para la producción ganadera" y defienden el agronegocio de la ganadería industrial intensiva o feedlot de terneros.

 

El agronegocio se basa en el modelo de producción industrial de productos agropecuarios; su lógica es satisfacer el mercado. No interesa cumplir con el derecho a la alimentación, promueve el cambio de uso de suelo hacia el monocultivo a grandes escalas, se basa en la utilización de insumos agrotóxicos y agroquímicos y la logística de transportar alimentos miles de kilómetros.

 

Promueven el constante avance de la frontera agropecuaria sobre bosques y sistemas agrodiversificados. La deforestación y el avance de la frontera agropecuaria homogeneizadora y destructora del ambiente son los causantes principales del cambio climático, la desertificación y el crecimiento del hambre en el mundo.

Cartez, Coninagro y la Sociedad Rural Argentina son sostenedores de un modelo silvopastoril basado en la introducción de pasturas megatérmicas, destrucción del paisaje con topadoras y rolado, y producción ganadera en territorios áridos y marginales, para el monocultivo de soja.

 

La instalación de este modelo produjo una de las tasas de desmonte más altas del mundo (seis al siete por ciento anual), la conversión del territorio al semidesierto y la exclusión de cientos de familias campesinas. Ese mismo grupo es el que sostiene el modelo de monocultivo de soja en casi 12 millones de hectáreas de la provincia.

 

La propiedad. Pretenden fijar un sistema de compensaciones para los propietarios dominiales de los establecimientos con bosque nativo y desconocen a los "titulares del bosque", comunidades campesinas que viven en el escaso bosque nativo remanente en el noroeste provincial.

 

También pretenden definir una autoridad de aplicación sin control social, característica principal del proyecto presentado por la COTBN, y principales beneficiarios de los proyectos del Ministerio de Agricultura.

 

El modelo productivo del agronegocio no genera trabajo, disminuye la demanda de mano de obra, concentra la riqueza en pocas manos y profundiza la pobreza; es una agricultura sin agricultores.

 

Por ejemplo, desde 1990 a 2002 se han cerrado 12 establecimientos por día de pequeños productores, seis de cada 10 personas han quedado sin trabajo con un proceso de concentración productiva, además de la pérdida de miles de productores ganaderos.

 

Mientras tanto, crecen la desertificación, la contaminación de las fuentes de agua, los riesgos ambientales y la vulnerabilidad económica y social.

 

Hoy, no hay ley de bosques sin movilización de la sociedad. Sólo la movilización del pueblo de la provincia de Córdoba va a lograr la ley de bosques. La tierra y los bosques en muchas manos y alimentos sanos para todos.

 

*Docente e Investigadora de la Universidad Nacional de Córdoba, presidenta de la COTBN

 
Fuente: Diario La Voz del Interior.  14 de mayo de 2010.  http://www.lavoz.com.ar/opinion/tierra-y-bosques-en-muchas-manos




No importa si es pesado o liviano. Con Hotmail Skydrive tenés 25 GB para guardar todo. Más Info
Publicar un comentario